viernes, 16 de enero de 2009

Parte de Guerra VIII - La batalla contrainformativa

Por: IAR Noticias
Fecha de publicación: 16/01/09

Viernes 16 de Enero,
Informe
IAR Noticias

El papel de Cuba, Venezuela y Bolivia fue determinante para generar un espacio  de contrainformación masiva a la manipulación mediática internacional con la operación militar de exterminio lanzada por Israel en Gaza. Ese espacio, sumado a la contrainformación con informes, imágenes y testimonios circulantes por Internet, más las marchas de organizaciones y militantes en todos los continentes, fueron decisivos para movilizar una corriente de opinión mundial que ya está obligando a los gobiernos a repensar sus relaciones con el Estado de Israel y a crear alternativas de presión económica para detenerlo en futuras masacres.

Después de una operación militar de exterminio que durante 21 días consecutivos ya mató a 1100 palestinos, hirió a otros 5000, terminó con la vida de casi 400 niños, hirió a  más de 1200, asesinó cerca de 200 mujeres, destrozó en más de un 70% la infraestructura de Gaza, profundizó a niveles inéditos la catástrofe humanitaria de ese pueblo, a Israel se le hace muy difícil explicarle al mundo que todo esa masacre y destrucción fue cometida solo  para "defenderse del terrorismo".Además de la asimetría existente entre los  misiles inteligentes y las bombas de racimo de Israel con los cohetes casi artesanales de la resistencia palestina está la "desproporción" de fuerzas expresada claramente en la cifras de la matanza: 1100 muertos y 5000 heridos palestinos contra solo 3 muertos y algunos heridos israelíes.

Finalmente, y pese a la obsesiva manipulación de las grandes cadenas  internacionales para esconder los cadáveres y los testimonios de las victimas palestinas y maquillar la masacre  presentándola como una "guerra" entre Israel y Hamás, la contrainformación  que nacía naturalmente de los testimonios, las fotos y los videos que circulan por la Internet  fueron rompiendo en parte la indiferencia masiva sembrada por la acción psicológica sionista a escala global.

Pero hubo algo más: En medio del silencio o de la deformación mediática de la matanza de Israel, o de la inacción cómplice de las grandes potencias y de los gobiernos (incluso los árabes), la franca actitud de denuncia y de condena del genocidio israelí en Gaza por parte de Cuba y de Venezuela abrieron una primera  brecha "contrainformativa" en el aparato mediático internacional de la prensa controlada por el sionismo y sus correspondientes usinas repetidoras locales en los cinco continentes.

Ni la voz de Cuba, ni la de Chávez, ni posteriormente la de Evo Morales en Bolivia (a la que se sumó Correa en Ecuador) que siguió la actitud de Venezuela de romper relaciones diplomáticas y expulsar al embajador de Israel, pudieron ser acalladas por el gran aparato manipulador masivo de la prensa internacional y local que se vio obligado a difundir los términos de las condenas y acusaciones a la operación de exterminio militar en Gaza de parte de esos gobiernos.

Este valioso frente de "batalla contrainformativa" fue decisivo y determinante para abrir una primera compuerta de comunicación pública masiva que condenara a Israel,  precisara la verdadera naturaleza de lo que estaba sucediendo en Gaza y abriera una primera línea de ruptura diplomática con el Estado agresor.

Como en Líbano (donde sus declaraciones le costaron el bloqueo del lobby sionista internacional y de las comunidades judias y sus poderosas organizaciones)  Chávez lideró las condenas  y precisó la responsabilidad de Israel en el genocidio, lo calificó con la exacta definición de "masacre de civiles", y abrió otro canal de interpretación masiva del genocidio que los medios y analistas del sistema venían calificando como un "conflicto" o una "guerra" entre contendientes en igualdad de condiciones, pese a que Hamás es una organización guerrillera e Israel una superpotencia militar con capacidad nuclear.

El otro punto decisivo  de "batalla contrainformativa" para mostrar la masacre ocultada y/o deformada por la gran prensa masiva internacional y local, fue Internet, donde centenares de foros y medios alternativos (simulando la batalla del ratón contra el león) filtraron videos, fotos y  testimonios de las victimas que permitieron dar una dimensión de comprensión diferente (y más real) del drama y el genocidio perpetrado por Israel en Gaza.

Otro hecho relevante que contribuyó decisivamente a una corriente mundial masiva de rechazo a los métodos militares de exterminio  israelí en Gaza, fueron la matanza de niños, los bombardeos a escuelas, hospitales y transportes humanitarios, los  que se profundizaron en las últimas horas y que acrecentaron notablemente la cifra de muerte de civiles.

La gota que rebalsó el vaso fue el bombardeo del jueves al centro de refugiados de la ONU que terminó destruyendo el principal depósito de alimentos destinados a una población que vive mayoritariamente de la ayuda alimentaria.

Finalmente, y sobre el filo de una tregua que está siendo negociada aceleradamente con la mediación de Egipto, varios gobiernos, en diferentes latitudes del planeta, se ya plantean desde la condena o la ruptura de relaciones diplomáticas con Israel, hasta diferentes tácticas de aislamiento y boicot internacional contra el Estado judío.

Se solidifica el frente contra Israel

El Primer Ministro de Turquía (aliado estratégico de EEUU en la región) , Recep Tayyip Erdogan, consideró este viernes  que Israel debe ser expulsado de la ONU mientras ignore la resolución aprobada el pasado 8 de enero por el Consejo de Seguridad que pedía un alto el fuego inmediato en la Franja de Gaza.

"¿Cómo se permite a este país, que no aplica las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, entrar por las puertas de Naciones Unidas?", se preguntó Erdogan, en declaraciones recogidas por la prensa local, coincidiendo con la visita a Ankara del secretario general del organismo, Ban Ki Moon.

Los comentarios de Erdogan demuestran el empeoramiento que han experimentado las relaciones entre Israel y Turquía, el principal aliado del Estado judío en la región, por la posición de condena de la masacre israelí en Gaza  que adoptó el gobierno turco.  El primer ministro turco acusó a Israel de atacar civiles con el pretexto de perseguir a Hamás.

Mauritania y Qatar, por su parte,  han suspendido sus relaciones diplomáticas con Israel en protesta por su operación militar  y su acción contra la organización palestina Hamás en la Franja de Gaza. La decisión de Nuakchot y Doha llega después de que el presidente de Siria, Bashar al Assad, y el líder de Hamás en el exilio, Jaled Meshal, instaran a todos los países árabes a romper sus lazos con Israel.

Baba Sidi Abdalá, portavoz del ministro de Asuntos Exteriores mauritano, Mohamed Mahmud Uld Mohamedu, fue el responsable de anunciar el cambio de postura de su país. Nuakchot había sufrido un importante empeoramiento en sus relaciones con Tel Aviv durante los últimos tiempos, por lo que llamó a consultas a su embajador en Jerusalén la semana pasada en protesta por la incursión en la Franja.

Por su parte, Qatar hizo el mismo anuncio que Mauritania y pidió a Israel que cierre su oficina comercial en Doha y retire a todo su personal en los próximos días. Mauritania y Qatar eran dos de los pocos países árabes que mantenían relaciones bilaterales con Israel.

El presidente sirio, Bashar al Asad, por su parte pidió este viernes  a los países árabes, en la cumbre que este viernes se celebra en Doha, que rompan sus relaciones, tanto directas como indirectas, con Israel, incluido el cierre de embajadas.

"Después del holocausto israelí en Gaza, los estados árabes deberían romper los lazos directos o indirectos con el Estado de Israel", dijo Al Asad, según la cadena de televisión qatarí Al Jazeera.

Al Asad afirmó que la iniciativa árabe de paz, lanzada en el año 2000 en Beirut y que defiende paz a cambio de territorios con Israel, ha muerto y calificó de "holocausto" lo que está ocurriendo en Gaza.

"El holocausto nazi en Gaza se está convirtiendo en una nueva etapa que afectará a todo el mundo", advirtió el presidente sirio.

Para Al Asad, Israel "ha construido su existencia sobre masacres, ha creado su futuro sobre el genocidio y sólo conoce el lenguaje de la sangre".

También, se quejó de que los israelíes utilicen como pretexto el lanzamiento de cohetes desde Gaza, para atacar la franja palestina.

"Si esos cohetes no hubieran sido lanzados, Israel los hubiera encontrado para justificar la agresión sobre Gaza", señaló Al Asad, quien afirmó que el Estado israelí "está cavando las tumbas de sus hijos con sus propias manos".

Según la emisora qatarí, trece países de los 22 miembros de la Liga Árabe participan en la cumbre de jefes de Estado de Doha: Argelia, Libia, Siria, Somalia, Líbano, Sudán, Mauritania, Irak, Yibuti, Comoros, Qatar, Omán y Marruecos.

Aparte de los países árabes, han acudido a Doha el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, y enviados de Indonesia, Turquía, Senegal y Venezuela.

Asimismo, participan los máximos dirigentes de los grupos palestinos Hamás, Jaled Meshal, Yihad Islámica, Ramadan Shalah, y el Frente Popular para la Liberación de Palestina-Comando General, Ahmad Yibril.

La cumbre fue convocada por el emir de Qatar para unificar una postura árabe sobre la masacre militar israelí en Gaza.

La cumbre coincide este viernes con una reunión ministerial de la Liga Árabe en Kuwait, que ha sido organizada independientemente de la de Doha, lo cual refleja la división entre los árabes sobre cómo tratar la acción de Israel  en la franja palestina.

La reunión qatarí ha sido apoyada por los integrantes de la "línea dura" de la Liga Árabe, entre ellos Qatar, Siria y Sudán, y a ella se oponen otras naciones moderadas, como Egipto, Arabia Saudí y Jordania, que han decidido no participar.

En América Latina

En América Latina, el canciller brasileño Celso Amorim condenó el ataque de Israel contra una instalación de las Naciones Unidas en la Franja de Gaza, en la cual se almacenaba una donación de 14 toneladas de ayuda enviada por Brasil a los palestinos.

"Hacemos la más viva condena a ese ataque... (y) es necesario investigar en detalle por qué ocurrió", manifestó Amorim, quien llamó a una movilización internacional para hacer que Israel y el movimiento islámico Hamas acaten la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que pide un alto el fuego en el territorio palestino.

Si las resoluciones del Consejo de Seguridad son incumplidas, el sistema perderá credibilidad y el mundo reinará la "ley de la selva, (algo) que a nadie interesa", agregó el canciller brasileño, quien realizó una reciente gira por Medio Oriente buscando una salida al conflicto.

Los presidentes de Centroamérica, durante una cumbre de su sistema de integración regional, emitieron un pronunciamiento en que pidieron el "retiro inmediato del ejército de Israel" de los territorios palestinos.

Los mandatarios de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Panamá y Nicaragua, suscribieron la resolución en que también demandan al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas "a intensificar los esfuerzos para restaurar la estabilidad en la zona" afectada por el conflicto en cumplimiento a su función de mantener la paz y la seguridad internacional.

El pronunciamiento también fue firmado por los cancilleres de República Dominicana, Costa Rica y Belice.

En Santiago de Chile, el canciller Alejandro Foxley declaró que la situación en Gaza "es inaceptable" y remarcó la necesidad de una tregua.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa reiteró el jueves su pedido de una condena internacional contra Israel por "crímenes de lesa humanidad" en la actual ofensiva en la Franja de Gaza, mientras se suceden en Latinoamérica llamados a favor de una tregua. Seguir leyendo el arículo

Correa repudió lo que calificó de "masacre" del pueblo palestino y señaló que "hemos pedido una condena contra Israel, con dolor porque lo consideramos un país amigo, pero también con decisión, por crímenes de lesa humanidad".

El mandatario ecuatoriano hizo esta mención en su informe anual a la nación lo que motivó que los cientos de invitados al acto se pongan de pie y aplaudan durante más de un minuto.

 

*******

No hay comentarios: