martes, 1 de diciembre de 2009

Mirandinos exigen renuncia de gobernador por mal manejo de recursos públicos

A falta de obras y poca claridad en las cuentas sobre el destino de los recursos asignados por el Ejecutivo, el pueblo mirandino salió a las calles este martes para exigir la renuncia del gobernador de la entidad, Henrique Capriles Radonsky.

Lo explicó el alcalde del municipio Guaicaipuro del estado Miranda, Alirio Mendoza, quien encabeza la manifestación que culminará a las puertas del Palacio de Gobierno estatal.

"Esta marcha, en la que está realmente la gente de Miranda, es para pedirle a Capriles Radonsky que renuncie y que ese billón 600 mil bolívares que le fueron asignados en el presupuesto de 2010 los entregue al pueblo y a los consejos comunales, que sí saben lo que es una gestión limpia y las obras que se requieren en el estado", indicó.

Paralelamente, el gobernador mirandino convocó a una protesta alegando que la entidad requerirá un presupuesto mayor para el próximo año "porque los recursos asignados afectarán los programas de salud, educación y vivienda", aunque el situado constitucional del estado sea el segundo más alto de todo el país y el Ejecutivo nacional tenga como prioridad la inversión social.

Mendoza, a propósito de la movilización convocada por Capriles Radonsky en Caracas, indicó: Para esa manifestación han llevado a gente de Zulia y Táchira, además de los empleados de la gobernación a quienes amenazó de despido si no asistían para apoyarlo.

El alcalde de Guaicaipuro, reiteró que la gobernación manejó en 2009 el mayor presupuesto a escala nacional y no hubo ningún tipo de obras de impacto en la entidad.

"Queremos exigirle a Capriles Radonsky que nos diga dónde están esos recursos porque en la Memoria y Cuenta no dijo ninguna obra importante y ahora quiere maquillar una gestión que tuvo cero en vialidad, cero en vivienda y cero en empleo (...) Él prometió 15 mil puestos de trabajo y no ha incorporado ni al primer obrero", aseveró.

Mendoza quien indicó que el ajuste para el próximo año es para todas las gobernaciones y alcaldías, enfatizó que el Gobierno nacional tiene como política garantizar los créditos adicionales para proyectos debidamente justificados.

"Ese fue un ajuste nacional pero como él desde ya tiene intenciones de no hacer nada, está llevando a sus trabajadores para armar un show mediático (...) En vez de gastar esa energía en una marcha sin sentido, debería invertirla en hacer gestión y darle cuentas claras al pueblo", puntualizó.

Entretanto, Capriles Radonsky enfrenta un proceso judicial por presuntos delitos de estafa y corrupción, impulsado por militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), organización que el pasado lunes consignó lo recaudos faltantes para agilizar el antejuicio de mérito ante la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia.

Imprimir